Colector de escape

publicado en: Sin categoría | 0

Esta pieza a simple vista puede parecer algo básico, este múltiple de escape cumple una función muy importante en el automóvil, a continuación en el siguiente artículo podrás encontrar el correcto funcionamiento, que es, para qué sirve y muchas cosas más que te interesan saber sobre este importante componente.

Que es el colector o múltiple de escape

Es conocido como colector o múltiple de escape al armazón de tubos que se encuentran unidos a los canalones del escape en el automóvil y es el encargado de recibir los gases resultantes de la combustión y llevarlos al exterior.

Está hecho de un material hierro fundido o plástico mediante tubos doblados y soldados a bases para su  conexión a la cabeza del motor, para resistir altas temperaturas, formado por varios tubos dependiendo del número de cilindros que tenga el motor, la forma también depende del tipo de automóvil gasolina o diesel.

Funcionamiento del colector o múltiple de escape

El objetivo principal del múltiple de escape, es no obstruir los gases por lo contrario es transportarlos hasta el catalizador (convertidor catalítico), que actúa como una especie de filtro y luego viajan por la tubería de escape y el silenciador, para que cuando estos gases sean expulsados no tengan tanto índice de contaminación, es decir el colector de escape cumple un función específica y es conducir los gases restantes de la combustión hacia el exterior, pero antes pasando por un proceso para evitar una gran parte de la contaminación.

Sin un colector, todos los gases restantes de combustión del cilindro saldrían de forma ligera, haciendo de la válvula de escape un camino de menor resistencia para el flujo de aire hacia el cilindro. Junto con el aire y el combustible de la admisión, el motor aspiraría aire frío a través de la válvula de escape, aumentando la temperatura de la cámara de combustión y derritiendo rápidamente la válvula de escape, el asiento de la válvula y la parte superior del pistón. Este fenómeno se conoce como reversión.

Partes y componentes del sistema de escape

Puede ser que a simple vista pensando que este sistema inicia y termina en el dispositivo de evacuación que vemos al exterior del auto. Sin embargo, en realidad el sistema no solo lo conforma este elemento, sino un grupo de partes que a continuación conocerás:

Válvula de escape

La válvula de escape se abre para dejar salir los gases. Durante el trabajo del motor, esta puede alcanzar entre 600°C y 800°C. Ya que  están sujetas a grandes cargas de compresión en un ambiente de gases.

Sensor de oxígeno:

El sensor de Oxígeno es de mucha importancia en el automóvil, ya que si este se encuentra en óptimas condiciones sirve para determinar la manera exacta de la mezcla aire-combustible para poder controlar la cantidad de combustible que ingrese al motor.

Convertidor catalítico o catalizador

Es un componente del motor que sirve para el control y reducción de los gases nocivos y contaminantes expulsados por el motor de combustión interna.

Silenciador de escape

Está diseñado para disminuir la presión de sonido mediante cámaras y amortiguamiento del sonido mediante fibra de vidrio y materiales que absorben el sonido.

Resonador de escape

Un resonador de escape típico es un tubo cilíndrico de acero hueco que se anexa al silenciador del sistema de escape. Este tipo de resonadores están diseñados como los acústicos, que crean una “nota de escape” que hace que el ruido sea menos molesto y su tono sea más placentero.

Tubo de cola o salida

Durante su trayectoria a lo largo de todo el laberinto anterior en el tubo de escape, los gases se han enfriado, este enfriamiento; en ciertos casos de funcionamiento a poca potencia, permite que los gases puedan llegar a una temperatura menor de 100ºC dentro del tubo de escape.

Tramos de conducto que unen las partes

Son en general de paredes muy finas para que sean de poco peso, y relativamente flexibles y así evitar cargas adicionales a las partes integrantes durante las dilataciones y contracciones, por el notable cambio de temperatura entre reposo y funcionamiento. 

Fallas en el múltiple o colector de escape

  • Restricción en los conductos de escape o en el silenciador, lo cual produce fallas en el encendido y pérdida de potencia del motor.

  • Expulsión de humos asfixiantes que pueden ingresar al interior de la cabina

  • Rotura de piezas del sistema de escape, lo que produce vibraciones del motor.

  • Catalizador contaminado, o el monolito puede derretirse si se pone en contacto con combustible no quemado. 

  • Corrosión externa producto de la humedad, lo que disminuye la efectividad del sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *