Inyector automotriz

publicado en: Sin categoría | 0

Un inyector es un elemento del sistema de inyección de combustible cuya función es introducir una determinada cantidad de combustible en la cámara de combustión en forma pulverizada, distribuyéndolo lo más homogéneamente posible dentro del aire contenido en la cámara.

Qué son los inyectores

Son electroválvulas capaces de abrir y cerrar infinidades de veces con una reacción muy precisa al pulso eléctrico que los acciona, sin fugas y sin escapes. Estos son los encargados de suministrar el combustible por el conducto de admisión o directamente a la cámara de combustión  dependiendo del sistema de inyección que maneje el vehículo ya sea directa o indirecta, de manera pulverizada, finamente y sin goteos uniformemente de acuerdo al régimen del funcionamiento del motor.

Para qué sirven los inyectores

Los inyectores son los encargados de conducir el combustible de manera que este llegue a la cámara de combustión y así proporcionar esa ayuda o empuje para poner el vehículo en marcha siendo estos  un poco mas ahorradores y eficientes al momento de someter el automóvil a bajas y altas velocidades.

Funcionamiento de los inyectores

 El combustible que proviene de la bomba de inyección alimenta la entrada del inyector, cuando este combustible pasa a través de conductos perforados en el cuerpo del inyector,  abre paso hasta la aguja situada en la parte inferior que obstruye el orificio de salida al ser empujada a través de una varilla por un resorte. 

Cuando la presión del combustible en el conducto de entrada aumenta lo suficiente, gracias a la bomba de inyección de alta presión, el vástago activa el resorte de la aguja del inyector, mientras que la fuerza con la que será pulverizado el combustible se ajusta por medio de la tuerca que va ligada al mismo vástago. El carburante circula desde la entrada marcada hasta el conducto perforado que hay en la porta tobera.

La punta de la válvula de aguja, que va unida al final de la tobera, es la encarga de impedir el paso del líquido combustible a través de los orificios cuando éste viaja a presión por los conductos del inyector. Esta aguja se levantará cuando deba introducir el combustible atomizado a las cámaras de combustión. En el proceso, una pequeña cantidad de combustible se libera hacia arriba, permitiendo que la aguja, la tobera y el resto de componentes, queden lubricados antes de salir por la conexión para el tubo de retorno y volver al tanque.

La forma en que se descarga el combustible lo vamos a llamar patrón de atomización, y va a depender de la presión que lleve dentro del inyector así como del número, tamaño y ángulo de los orificios que haya en la tobera ya que es la última parte responsable de inyectar la suficiente carga de líquido en la cámara de combustión para que pueda arder de forma óptima.

Ubicación y material de los inyectores

Estos los podemos encontrar alojados en la parte superior del cilindro (culata), están compuestos por dos partes de altas precisión: cuerpo y aguja.  Los inyectores están compuestos de un material de acero el cual posee unos pequeños rebajes  que permiten una mayor transferencia de calor con el combustible, también tienen un filtro que sirve para prevenir que ingresen partículas desprendidas de las paredes de los interiores del tubo de alta presión.

Tipos de inyectores

Podemos definir los tipos de inyectores estarían estos cuatro principalmente:

Inyectores abiertos

Son utilizados en general donde la pulverización fina no se obtiene con el inyector sino mediante otros métodos como es el caso de motores provistos; con precámaras de turbulencias o con precámaras de combustión. La tobera de estos inyectores posee una aguja con una espiga pulverizadora en su extremo de conformación especial; mediante diversas medidas y la forma de las espigas se puede variar el chorro de inyección. Además, la espiga mantiene el orificio libre de depósitos.

Inyectores cerrados

También conocido como (Inyector de orificios), son utilizados en motores de inyección directa. La tobera y la aguja forman una válvula. Esta es presionada fuertemente sobre el asiento por la acción de un muelle, y es separada del mismo por acción del combustible. Estos inyectores pueden ser de un orificio o varios, en cuyo caso siempre el ángulo de separación de dichos orificios es el mismo.

Inyectores mecánicos

Eran los propios de los motores diésel hasta la llegada de los sistemas de inyección de conducto único o common-rail. Funcionan por medio de un sistema de alimentación encargado de controlar la cantidad y el momento de pulverizar el combustible de forma mecánica.

Inyectores electrónicos

Son los más habituales en motores gasolina. Cuentan con múltiples sensores que envían la información a la unidad de control para que ésta apruebe cuándo y cuánto combustible debe aportarse en cada momento. Por tanto, los activa la centralita y se cierran por recuperación de un resorte o muelle interno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *